Death Stranding Análisis

Death Stranding, desarrollado por Kojima Productions para PS4 y PC, es la nueva obra maestra de Hideo Kojima, protagonizada por Normal Reedus (The Walking Dead) y otros personajes conocidos en el mundo del cine.

Este título nos quiere llevar por un mundo totalmente digitalizado con la simple misión de reconectar todas las ciudades de unos Estados Unidos rotos por un cataclismo llamado Death Stranding. Eso sí, por el camino deberemos llevar distintas cargas y paquetes que nos definirán las misiones durante toda la historia.

Pero ya os desmentimos que no se trata de un “Walking Simulator”, es mucho más que eso y con muchísimo más trasfondo que la mayoría de juegos que nos presentan a día de hoy.

Vamos pues con nuestro análisis después de haber finalizado el juego en 52h.

Historia

Como no queremos hacer spoiler de nada importante, os vamos a contar poquito al respecto. Se centra básicamente en un protagonista principal, encargado de conectar todas las ciudades que trabaja para la empresa Bridges por un recorrido unas veces más difíciles que otras, aunque la parte más complicada se sitúa hacia el final de la historia.

Nos cuentan que el país ha sido invadido por entes varados (EV) que intentarán por todos los medios llevarnos con ellos, aunque estos solo aparecerán durante el “Declive” o lluvia ácida provocada por el Death Stranding. Por suerte, siempre podemos volver a revivir en caso de muerte para retomar nuestra historia. Y por si no fuera poco con los EV, tendremos las “Mulas” que intentarán acabar con nosotros para quedarse con nuestra carga.

Entes Varados (EV)

El punto de inicio de todo esto se llama el Death Stranding, de ahí su título. Como bien sabremos, deberemos llevar en todo momento un BB (bebé) con nosotros, ya que nos será de vital importancia para nuestra supervivencia. Pues tanto nuestra historia personal, como la de dicho BB, se interconectarán para cautivarnos en una aventura sin precedentes y que engancha muchísimo. Eso sí, os advertimos de que algunas escenas cinemáticas son bastante largas, por si queréis ir preparando las palomitas.

Digamos que en resumen, deberemos conectar todas las ciudades de las UCA a través de la Red Quiral con nuestro protagonista Sam Porter Bridges, mientras nos encontramos con entes varados que nos lo complicarán la entrega de nuestros paquetes y nos sumergimos en una historia cada vez más profunda e intrigante. No suena nada mal, eh.

Jugabilidad

Este apartado es probablemente el más extenso, ya que aunque parezca un juego simple, es mucho más complejo de lo que parece.

Para empezar, os explicaremos que la carga es muy importante en nuestro viaje. Esta determinará nuestro tiempo de entrega, facilidad de transporte y la dificultad con la que podremos evitar a nuestros enemigos.

Sam Porter Bridges, también se irá cansando en su duro viaje. Por lo que deberemos hacer pequeñas paradas para ponerlo a descansar o incluso dormir. Esta acción nos permite recuperar parte de la barra de energía del personaje.

BB y otras utilidades

Como bien os contábamos antes, llevaremos siempre un BB conectado a nosotros al que deberemos cuidar como si fuera nuestro hijo, ya que este nos permite detectar a los entes varados (EV) que a simple vista son invisibles. Pero este pequeño humano también necesita ciertos cuidados y descanso.

BB de Sam

La herramienta que nos facilitará todo esto se llama Odradek, un dispositivo anexado a nuestro traje que nos permitirá examinar nuestro entorno para detectar posibles cargas perdidas o estructuras que nos pueden ser de utilidad en nuestro viaje.

Cuando ya llevemos cierta parte de la historia, nos desbloquearán algunos vehículos para facilitar nuestros viajes, pero eso no significará que podamos evitar tener que acabar nuestro recorrido a pie. Estos vehículos tienen una batería limitada que solo podremos recargar si estamos dentro de la zona de Red Quiral, a parte de la limitación de movilidad que tienen estos aparatos tan voluminosos del futuro.

Bien, ahora os explicaremos un poco porqué es tan especial este juego. Aunque sea una historia sin multijugador ni cooperativo, en todo momento estaremos conectados con muchos más jugadores y podremos ver, utilizar e incluso acabar estructuras que hayan construido otros jugadores. Podremos compartir escaleras y cuerdas para acceder a determinadas zonas complejas del mapa, e incluso podemos compartir carga a través de buzones públicos en el que podremos tanto dejar objetos útiles como retirar los que necesitemos.

Escalera, uno de los útiles más usados del juego

Aquí la experiencia la ganamos a base de “Me Gustas” interactuando con estructuras o señales de otros portadores o que nos darán cuando completemos una carga con éxito.

Estructuras y Carga

Aunque contemos con una tecla de organización automática de la carga, muchas veces tendremos que reorganizar nuestros paquetes según las necesidades. Y es que algunas entregas serán delicadas o querremos asegurarlas más de lo habitual.

Tendremos que tener sumo cuidado en algunas partes del terreno porque cuanta más carga llevemos, más inestable será nuestro personaje, y una caída supondrá al menos un porcentaje de daño de la carga.

Sam Porter Bridges bien cargado de paquetes

Todas las estructuras que podemos construir requieren de ciertos materiales que deberemos ir recolectando por el mundo y que podremos ir almacenando en las ciudades y refugios que hay por todo el mapa. Aunque debemos tener en cuenta que estas estructuras se irán deteriorando con el “Declive” o lluvia ácida que provoca el Death Stranding, lluvia que también afecta a nuestra carga deteriorándola con el paso del tiempo.

Del mismo modo, tampoco nos conviene que los entes varados nos arrastren con ellos, ya no solo porque nos tiren la carga y eso perjudique a nuestra entrega, sino porque esto tiene una consecuencia. Si acabamos arrastrados al lodo del “Declive“, entraremos en un combate con un ente mayor y más difícil de combatir para el que necesitaremos armas y granadas especiales para acabar con él. Por suerte tiene una gran recompensa en forma de quiralio, uno de los minerales más útiles del juego.

Gráficos

Estamos ante uno de los últimos títulos de esta generación de consolas y se nota mucho, ya que Hideo Kojima ha sacado una obra muy optimizada y con un apartado gráfico espectacular.

Las cinemáticas son dignas de una película en CGI, con unos personajes bien definidos gracias a los grandes artistas que los representan.

Este juego incluye también Fidelity FX para su versión de PC, una opción gráfica que mejora el renderizado de texturas, aportando una mejor calidad gráfica con muy bajo coste de rendimiento.

Death Stranding también tiene soporte para monitores ultrawide, y se ve francamente bien en ellos. Con unos paisajes tan pintorescos y una definición tan precisa se agradece tener un campo de visión más amplio.

Nosotros lo hemos disfrutado con una Sapphire Vega 56 de 8Gb y podemos asegurar que el rendimiento ha sido ejemplar a unos 75 fps estables limitados por el Freesync con todos los parámetros gráficos al máximo.

Banda sonora y efectos de sonido

Hideo Kojima es probablemente uno de los diseñadores que más sabe lo importante que es un buen apartado sonoro. Y es que en un juego donde la historia te sumerge tanto como este, un sonido pobre, haría que el juego fuese totalmente plano.

Vamos primero con sus efectos de sonido, y es que tiene tantos que ni los recordamos todos. Para cada señal, acción, golpe o incursión de un enemigo, tenemos un sonido distinto, lo que nos hace creer que realmente somos Sam Porter Bridges.

Este apartado está sumamente mimado para dotarlo de un realismo a la altura de este 2020. Tendremos tantos elementos naturales como los pasos del personaje, la lluvia, el llanto de nuestro BB, como comentarios que nuestro protagonista irá diciendo durante la aventura como si hablara con su pequeño acompañante.

En cuanto a la banda sonora, pasa muy desapercibida aunque nos salga un mensaje con el título del tema que está sonando y es que esta se activará en momentos muy puntuales del viaje donde estamos en calma. Pero en nuestro viaje, han sido muy pocas esas situaciones de calma, por lo que hemos podido disfrutar muy poco de la banda sonora. Eso sí, nos han gustado mucho los temas elegidos y aportan momentos de paz y harmonía que se agradecen.

Conclusión

Sabemos que Death Stranding no es un título para todos los públicos, y que solo lo disfrutarán aquellos que aprecien una buena historia (de las mejores de este año), y les guste un viaje difícil donde contamos con un enemigo constante como es el propio terreno y las adversidades climatológicas.

Nosotros lo recomendamos mucho, porque aunque a algunos les puedan aburrir los paseos que deberemos hacer, ninguno de estos va a ser en paz y harmonía y deberemos lidiar con enemigos o problemas. Esto sin mencionar que la historia crea un suspense que no te dejará apartarla a un lado por mucho tiempo sin que te veas obligado a seguir hasta acabarla.

Estamos seguros de que será uno de los juegos candidatos al premio GOTY de este año.

Lo Bueno

  • Historia innovadora y muy inmersiva
  • Jugabilidad cuidada al detalle
  • Gráficos muy detallados con paisajes espectaculares
  • Apartado Sonoro mimado para recrear un realismo a la altura

Lo Malo

  • Repetitivo por momentos, pero lo normal en este tipo de juegos
9

Increíble

Historia - 10
Jugabilidad - 9
Gráficos - 9
Banda Sonora - 8