8 Juegos De PS4 que serían alucinantes en Playstation 5

8 Juegos De PS4 que serían alucinantes en Playstation 5

Con la inminente llegada de Playstation 5, estamos saturados de oír las bondades de la next-gen: pantallas de carga inexistentes, gráficos ultra detallados, resoluciones 4K, mejoras en la IA… Las posibilidades son muchas, pero los ejemplos que tenemos a día de hoy son muy pocos. Por ello, hemos recopilado una lista de títulos de Playstation 4 que se habrían beneficiado enormemente de estas mejoras. Más allá de añadidos superficiales que bien podríamos ver gracias a la retrocompatibilidad, profundizaremos en ideas de diseño que habrían cambiado radicalmente si estos juegos se hubieran creado para la novena generación. Lo que leerás a continuación es pura fantasía, pero quién sabe si veremos algunos de estos cambios en futuras secuelas.

God of War

La reinvención de esta veterana franquicia llegó en 2018 con un apartado técnico espectacular: además de contar con unos gráficos rompedores, el videojuego de Santa Monica Studio presumió de no tener pantallas de carga visibles durante toda la aventura. Esto sin duda fue un gran logro tecnológico viendo el hardware en el que debía moverse; sin embargo, no podría haberse logrado sin algún que otro truco, como el paso por zonas de carga en segundo plano al viajar entre reinos. Aunque este detalle no fue especialmente molesto, cabe esperar que en God of War Ragnarok podamos llegar a cualquier sitio sin perder el tiempo en pasillos que nos muevan de nivel.

También nos gustaría ver mejoras más evidentes, como el uso de ray tracing, entornos destructibles o un mayor número de enemigos en pantalla. La nueva CPU de Playstation 5 podría ser un buen recurso para lograr que nuestro acompañante sea algo más “avispado” también. No es que tengamos nada en contra de Atreus, pero toda ayuda es poca cuando te enfrentas a los mismísimos dioses. Esperamos ver muchas de estas ideas implementadas en su secuela, que con suerte llegará en algún momento del 2021.

Bloodborne

Considerado por muchos uno de los mejores juegos del catálogo de Playstation 4 y la obra maestra de su director, Hidetaka Miyazaki, Bloodborne es sin duda un juego más que redondo en lo jugable, pero con ciertas asperezas a nivel técnico y de diseño que pueden llegar a empañarlo un poco. Una de las mayores quejas en su lanzamiento fueron los tiempos de carga después de cada muerte, que podían llegar al minuto. Por suerte, este defecto se ha ido puliendo con numerosos parches hasta conseguir un resultado mucho más rápido. A pesar de esto, creo que sería maravilloso olvidarnos de las esperas y poder reaparecer instantáneamente después de caer en combate. Sin duda el ritmo del juego, ya de por sí frenético, mejoraría de forma notable.

Además, Bloodborne se sustenta casi por completo en El Sueño del Cazador, una especie de limbo donde mejorar nuestro equipo, comprar utensilios y subir de nivel. El problema es que acudimos a este sitio con demasiada frecuencia, y el viaje no es precisamente rápido (no solo hay que ir, también hay que volver). Con el SSD de Playstation 5, este proceso podría convertirse en algo tan sencillo como atravesar una puerta, que aparecería según nuestra conveniencia (gracias a una herramienta, por ejemplo): Ahorraríamos tiempo y estéticamente sería mucho más atractivo que las clásicas pantallas de carga.

Destiny 2

Destiny 2 es un juego lineal, y como tal no está pensado para recorrerse como si de un mundo abierto se tratara. Siendo un shooter pensado para viajar entre mapeados de forma automática, la reducción de las cargas debería ser un punto imprescindible de cara a una mejor experiencia. Y es que el looter-shooter de Bungie está ideado para que pasemos mucho tiempo haciendo viajes rápidos de un sitio a otro, lo que es parte de la experiencia; pero sin duda ganaría puntos si fuese algo más llevadero para el jugador, que pasa demasiado tiempo observando unas largas (aunque bonitas) pantallas de carga.

Sobra decir que otros ajustes como los 60fps le sentarían genial y serían fáciles de alcanzar en Playstation 5, pero son añadidos lógicos con el salto de hardware. Una mayor sensación de escala en los planetas también sería importante para mejorar la inmersión. Este detalle se ha trabajado muy bien en títulos de la actualidad como Cyberpunk 2077, donde la verticalidad y las estructuras colosales son realmente importantes.

Fallout 4

No vamos a mentir, Fallout 4 no es ningún portento técnico, ni siquiera en la actual generación. El juego de Bethesda tiene más de un problema en su faceta tecnológica, y la mayoría no son por falta de potencia, pues ya en el 2015 fue una entrega desfasada respecto a lo que podíamos encontrar en el mercado. Con la llegada de mods y parches, la cuarta entrega de Fallout tiene un aspecto mucho mejor que en su salida, pero su margen de mejora es muy grande aún.

Dejando a un lado sus feas texturas o las bruscas caídas de frames que el juego tiene, hay algunos puntos prioritarios para mejorar en él, empezando por sus pantallas de carga, que destrozan por completo el ritmo del gameplay; lo normal sería que no hubiera, y menos al entrar en edificios que por lo general eran bastante pequeños.

En segundo lugar, su inteligencia artificial: los enemigos del yermo son demasiado cortos (y eso que el listón en los mundos abiertos no está demasiado alto). Quizás para un juego de zombies habría bastado, pero cuando también te enfrentas contra humanos… No hay duda de que el trabajo es insuficiente, y podría haber sido mucho mejor gracias a la potente CPU de Playstation 5.

Assassin´s Creed Unity

Assassins Creed Unity fue un videojuego vanguardista en lo gráfico y en lo técnico. De hecho, fue tan vanguardista que en Ubisoft no fueron capaces de optimizarlo para su lanzamiento, por lo que se lanzó en un estado desastroso. Graves problemas de rendimiento, pooping desorbitado, bugs a diestro y siniestro… El problema fue tan grande que la compañía regaló su DLC principal a modo de compensación. Cabe destacar que a día de hoy el título ha mejorado mucho, pero sigue estando lejos de un pulido redondo.

De todos sus errores, quizás aquellos relacionados con los npcs molestaban especialmente. Las multitudes que se formaban eran demasiado grandes, y nuestras consolas sufrían mucho para gestionarlas. Era común encontrarte a personajes flotando, atravesando paredes o desapareciendo como fantasmas, lo que hacía la experiencia muy frustrante. Las pantallas de carga también se hacían largas aquí, y el mapa ni siquiera estaba totalmente unificado, por lo que los necesitábamos viajes “rápidos” para llegar a otras regiones (Versalles, Franciade o la propia París).

No hay que olvidar que Unity fue un juego hermoso, y los efectos de ray tracing le habrían sentado bien. Además, algunas herramientas de reconstrucción actuales como el DLSS de Nvidia serían muy útiles para mejorar su rendimiento (aunque aún no tenemos nada parecido en PS5).

The Witcher 3 Wild Hunt

Sin duda uno de los mejores RPG de la generación. Su mundo dinámico e inmersivo ha enamorado a más de uno y con razón: visualmente se trata de una perfecta fusión entre arte y tecnología, que nos deja algunas de las mejores estampas que hayamos visto a los mandos; pero sobre todo a nivel narrativo, se trata de una las mejores obras de la Playstation 4, llevando los objetivos secundarias a un nivel de complejidad nunca antes visto.

Aún así, The Witcher 3 no es un juego perfecto. Entre sus mayores peros, encontramos unos tiempos de carga bastante caprichosos, un mapa dividido en regiones y algunas flaquezas visuales como texturas de baja resolución o pooping excesivo. Por suerte, CD Projekt ya está trabajando en una gran actualización para Playstation 5, que promete llevar el mundo de Geralt a un nuevo nivel técnico y visual. Entre estas futuras mejoras, encontramos también el esperado ray tracing, que puede ser un buen plus para rejugarlo en la nueva consola de Sony.

Detroit: Become Human

Me acerco al final de la lista con un título muy distinto al resto. Es cierto que los juegos de Quantic Dream no se caracterizan por tener mundos grandes, ni una gran complejidad jugable; por algo se les conoce como “películas interactivas”, aunque es una pena que algunos usen este término para desmerecerlos. Son obras muy profundas, con un nivel narrativo excepcional y un apartado visual de no creérselo. Y es que, al tratarse de propuestas tan lineales, la desarrolladora es capaz de exprimir el hardware hasta niveles impensables para otros estudios.

Es por todo esto que sería increíble verlo en PS5. Si nos fijamos en el trabajo realizado con PS4, el nivel visual es prácticamente de película, con modelos hiper realistas, animaciones faciales casi perfectas y escenarios que nos dejan con la boca abierta. Puede que no sea el juego más indicado para aprovechar el SSD, pero sin duda esos 10.2 teraflops de la GPU conseguirían muy buenos resultados con él. Además, sería interesante también ver el Tempest Engine de Sony funcionando en un título así, donde el audio juega también un papel fundamental para sumergirnos en la experiencia.

Alien Isolation

Uno de los mejores Survival horror del catálogo, y el mejor videojuego de la franquicia a día de hoy. Alien Isolation se ha ganado su fama con creces, y es una pena que no vayamos a ver su segunda parte, ya que sin duda fue un éxito a nivel de crítica, pero no a nivel comercial.

Aunque podría haber sido muy distinto en Playstation 5, hay un aspecto en concreto que yo procuraría mejorar: la IA del xenomorfo. Aunque buena, tratándose del pilar principal de la aventura, un mayor nivel de profundidad no le vendría nada mal. No me malinterpretéis, disfruté mucho el juego y el Alien me lo puso realmente difícil, pero hubieron varios momentos de la historia en los que esperaba un poco más. No era tan raro observar cómo la criatura se atascaba con algún obstáculo, o simplemente tardaba más de la cuenta en reaccionar a nuestra presencia.

El Tempest Engine sería una implementación increíble aquí, así como el uso de ray tracing. Imaginaros al extraterrestre reaccionando de manera exacta a nuestros sonidos, o encontrándonos gracias a un reflejo en la nave o a nuestra sombra… Muchos pagaríamos por ver esos detalles en una secuela, pero me temo que no podremos, al menos de momento.

Estudiante de Comunicación Audiovisual apasionado de los videojuegos y cinéfilo en los ratos libres.