Montar un PC Gaming y no morir en el intento

 

pc gamer

Hoy os traemos un artículo en el que os ayudaremos a resolver esas dudas acerca de cómo es mejor montar un PC para afrontar los videojuegos que se nos avecinan y los que ya tenemos a nuestro alcance con unos requisitos bastante altos.

Procesador

Vamos a hablar primero sobre el núcleo de nuestra máquina, en ella nos encontramos con ese chip que realiza todas las sincronizaciones entre el resto de componentes y nos permite disfrutar de algoritmos y físicas asombrosas en los nuevos títulos.

La primera pregunta: ¿AMD o Intel?

Pues teniendo en cuenta que el nuevo Directx 12 aprovecha todos los núcleos existentes en la CPU, la opción más inteligente debería ser un procesador AMD de 8 núcleos, pero la experiencia nos dice que dado el caso de los pocos juegos con esta nueva API, el tiempo que tardará en consolidarse y el increíble rendimiento de las CPU de Intel, tenemos que aconsejaros que os hagáis con uno de la grande azul.

Así que la opción más recomendable para jugar a los títulos de ahora y los que nos quedan por ver a finales de año, sería un i5, y aunque no importa el modelo a escoger, ya que cada uno tendrá que elegir entre el más básico y algo más potente según sus opciones económicas, una buena opción sería el i5 6600K.

No recomendamos hacer ordenadores con i3, y mucho menos con inferiores, ya que aunque a corto plazo puede parecer ser una opción, en un tiempo veremos que no es capaz de mover algunos títulos actuales.

No falta decir que todos aquellos que no tengan ninguna limitación en su presupuesto, deberían optar por un i7 sin lugar a duda para asegurarse un máximo rendimiento durante una buena temporada.

RAM

Ahora viene el dilema con la cantidad de memoria, ¿cuánta necesita nuestro ordenador?

En este apartado es el que menos dudas deja en el aire, ya que, todos los que quieran montar un PC Gamer deberían ir de cabeza a por 16GB.

¿Compensa DDR4 respecto DDR3? Teniendo en cuenta el bajo coste de las memorias, .

Siempre deberemos hacernos con la de mayor velocidad que podemos permitirnos, y una de nuestras recomendaciones es montar la RAM en Dual Channel para conseguir el rendimiento óptimo de estas.

Placa Base

Para determinar este componente, se tendrá que tener en cuenta las necesidades del usuario, tales como número de USB 3.0, puertos SATA, puertos PCI-E si se va a realizar algún tipo de SLI o Crossfire con múltiples tarjetas gráficas…

Pero os daremos una pista para ayudaros a escoger una placa base de calidad, con velocidad para mover los componentes sin cuellos de botella. Consiste en esocger una placa base a nuestro gusto, con componentes de calidad y teniendo en cuenta la nomenclatura de los chipsets, siendo para este caso necesario uno con al menos una H y siendo la letra Z el óptimo. Para los que no lo sepan, esta letra es la primera que aparece en el modelo y nos indica la potencia de este.

Tarjeta Gráfica

Ahora que han salido los nuevos chips tanto de AMD como de NVIDIA, seguramente esta sea la pregunta más común.

No vamos a poneros reviews ni análisis de juegos para que comparéis, para eso hay por internet varios artículos que lo muestran muy bien. Aquí os vamos a hacer un pequeño resumen de la opción más acertada para cada tipo de usuario.

Para aquellos usuarios que vayan a montar un PC de gama media-alta con espectativas de mantenerlo algunos años, la opción más recomendada es sin duda una AMD RX480 (8GB). Os preguntaréis, ¿Por qué una AMD en vez de NVIDIA? Por la compatibilidad con Directx 12 y el maravilloso VULKAN, dos API revolucionarias en el mundo gaming actualmente con las que se consigue un rendimiento increíble en este tipo de tarjetas.

Ahora bien, para aquellos que no les importe cambiar su gráfica en un año o año y medio, deberían decantarse por comprar una GTX 1060 (6GB) dado a que tiene mayor potencia a pesar de que tenga menor memoria que la RX480 (8GB).

También hay que tener en cuenta que AMD actualmente todavía no ha sacado toda su gama de tarjetas, por lo que si queremos algo de gama alta deberemos ir a por una NVIDIA GTX 1070 o GTX 1080.

Disco Duro

A pesar de no ser un apartado determinante para el rendimiento de los juegos, siq ue lo es para no tener que pasarse un buen rato en las pantallas de carga.

Para no tener problemas en este sentido, es recomendable al menos un disco duro de 7200 RPM. Aunque para los que puedan permitirse uno, no deberían perder la ocasión de hacerse con un SSD y disfrutar de las ventajas de la velocidad flash que para algunos títulos como GTA V o Battlefield 4 puede volverse imprescindible debido al gran volumen de datos que son capaces de cargar en sus inicios.

Caja/Torre

Aquí cada uno eligirá la que más le guste por su diseño y el ruido de los ventiladores, pero también tendréis que tener en cuenta la ventilación de los componentes, ya que es la que determinará que estos funcionen correctamente.

Fuente de Alimentación

La mayoría de la gente no le presta importancia a este componente y es el más importante de todos, ya que este alimenta al resto de la máquina. En muchas ocasiones, una mala elección puede volverse en fallos en el hardware, roturas antes de tiempo o incluso unas facturas de la luz elevadas debida a su mal rendimiento en cargas elevadas, cosa que en un PC Gaming ocurre en el 80% de los casos.

La opción más inteligente para evitar este tipo de problemas pasa por escoger una fuente con certificación 80 Plus, lo que nos asegura un buen rendimiento en altas cargas. En cualquier caso, una fuente de alimentación de unos 750W debería ser suficiente.

Y como siempre, para los más sibaritas y quieran una buena ventilación en su ordenador, es aconsejable comprar una modular, lo que os permitirá prescindir de aquellos conectores que no necesitéis.

Disipador de la CPU

Otro apartado que la gente no suele tener en cuenta y resulta problemático sobre todo en épocas de calor como el verano.

Los disipadores de stock, suelen hacer su funcionamiento pero no con cargas elevadas del uso de CPU, y en estos casos es recomendable hacerse con cualquiera custom que encontremos de marcas reconocidas acorde con nuestro presupuesto, ya que notaremos un cambio radical en temperaturas.

Nosotros os recomendamos la marca Noctua por su gran capacidad de mantener el procesador fresco, y lo silenciosos que son en toda su gama.

Para aquellos que no quieran tener problemas con las temperaturas deberían optar por refrigeración líquida ya que ahora tenemos varias opciones pre-montadas que nos facilitan el proceso. Aunque esta opción es un poco más cara que la tradicional.

Ya tenemos todos los componentes puestos al día y con nuestras recomendaciones de varios ingenieros informáticos. ¡Ahora solo queda que os lo preparéis todo y disfrutéis del Gaming!

Imagen de perfil de Santiago Ferreira Olivar
Estudiante de Ingeniería Informática y amante de la tecnología y los videojuegos.

Responder un comentario

Recuperar Contraseña

/*Aviso de Cookies*/ /*Fin de Aviso de Cookies*/